Se inició el período final donde la meta son las elecciones legislativas de octubre. Previamente en agosto se deberá votar en unas Primarias Obligatorias que nunca resultaron de utilidad desde que se instalaron y en este caso serán solo una costosa encuesta para que cada partido político pueda conocer aproximadamente su dimensión.

En octubre no se modificará – cualquiera que sea el resultado – la composición de las fuerzas legislativas porque solo se renueva un tercio de los senadores y la mitad de los diputados y ningún resultado permitiría a la coalición actualmente a cargo de la administración alcanzar mayoría en las cámaras. Pueden aumentar – y todo indica que así será – el número de diputados y no más que eso desde el punto de vista cuantitativo.

Sin embargo, cualitativamente que es lo que interesa a la macroeconomía, para la actual administración lograr derrotar en la Provincia de Buenos Aires a lo que fuera la anterior sería un fuerte impulso en la reinserción confiable en el mundo financiero.

Con inesperado optimismo los precios de los bonos y acciones ya han descontado la derrota de lo que fuera la anterior administración en las PASO del 13 de agosto y el próximo 22 de octubre. Si se analiza el comportamiento de los mercados en las últimas tres semanas, las cotizaciones han sido positivas tanto para los bonos y acciones en dólares como en pesos, siendo probable que se genere un escenario positivo aun si la actual administración obtuviera solamente una ventaja general a nivel país.

Aun en el caso de un traspié electoral en la Pcia. de Buenos Aires el mercado no anticipa grandes movimientos. Pero si la actual administración consolida su fuerza política, tendrá capacidad para las reformas estructurales, para impulsar crecimiento y se empezará a asumir – especialmente en el exterior – que esta administración consolidará reformas positivas durante 6 años y no durante dos.

Cifras: a pesar que se ha iniciado una lenta salida de la recesión y la tasa de interés es alta,  las acciones aumentaron su valor un 30% en 2017 y  desde que asumió la nueva administración  en diciembre de 2015, el índice de acciones aumentó 75% por las ganancias de empresas energéticas, petroleras y entidades financieras, entre otros.

Hay seis actividades, transporte de gas, distribución de gas, transporte de energía eléctrica, construcción, manufacturas de origen industrial,  agricultura y ganadería que habían reportado pérdidas entre enero y marzo del año pasado que revirtieron la situación en 2017.

A partir de octubre y cualquiera que sea el resultado habrá profundización en los ajustes de la política macroeconómica de corto plazo. Se intensificará el esfuerzo monetario para reducir la inflación, se continuará utilizando el endeudamiento público externo y se mantendrá la flotación del tipo de cambio, reduciendo muy lentamente el déficit fiscal. Habrá una profunda reforma impositiva para 2018 que será discutida en el Congreso con una nueva composición que buscará redistribuir la carga impositiva y que generará gran actividad de lobby corporativo.

La actual administración iniciará un proceso de fuerte reducción de gastos (modificará la política fiscal expansiva) para bajar el déficit a 3% del PBI en 2018 y 2% en 2019. Son objetivos modestos pero de difícil cumplimento porque el 75% del gasto es inelástico (jubilaciones, planes sociales y subsidios) y un 50% del mismo gasto público está indexado por la inflación pero debe reducirse de manera menos asimétrica que lo hecho hasta ahora, donde hay grandes ganadores – el sistema financiero, el sector agropecuario y las empresas constructoras de obras públicas – y muchos perdedores como la población general que ha sufrido una fuerte reducción en  sus ingresos en términos reales.

Principales indicadores del nivel de actividad: inflación y empleo

La economía está en un círculo vicioso generado en la última década. El Estado tiene un tamaño muy grande con un gasto público del 46% del PIB y con un déficit fiscal consolidado de la Nación, Provincias, Municipios y el Banco Central superior al 8% del PIB, algo que pocos países en el mundo han alcanzado. Alto gasto y déficit  generan fuerte presión tributaria sobre el sector privado y la necesidad de recurrir al endeudamiento externo lo que provoca  entrada de divisas y presiona hacia la baja el tipo de cambio, algo que ha comenzado a corregirse en forma natural a causa de la inflación y no generará nuevos aumentos per se.

Sin embargo los ajustes a porteros, las naftas y otras conciliaciones que generaron la inflación de junio harán que la de julio llegue casi a 2%, que es demasiado alto para esta etapa, porque se esperaba estar en 1%.

Los oligopolios que suelen utilizar los saltos del tipo de cambio para aumentar sus precios esta vez están contenidos por el estancamiento del consumo.

Los impuestos y las tasas de interés exóticamente elevadas incrementan los costos internos y reducen el nivel de actividad de la economía. El sector privado no puede expandirse por falta de crédito, el estancamiento de ventas y por la decisión de no realizar inversiones con sus recursos propios.

El tamaño de la economía en nuestro país es muy pequeño y en buena medida los precios son controlados por un conjunto inorgánico de grandes empresas en los principales rubros de consumo. Es un mercado con exagerada concentración en empresas grandes que trasladan sus problemas de financiación a sus proveedores, empresas PyME que en muchas áreas han llegado al límite de su capacidad de supervivencia rentable.

Es por ello que el crecimiento es muy lento y la creación de empleo pobre. El poco empleo creado ha sido público y empleos independientes mientras la cantidad de asalariados en el sector privado no ha crecido.

CIFRAS: Los datos de empleo publicados en estos días muestran aumento del desempleo entre enero y marzo. La falta de creación de empleo en el sector privado lleva a un incremento del empleo público y de los subsidios, lo cual agrava el problema del déficit fiscal y del gasto.

La salida de esta situación es mediante una política fiscal menos expansiva (menos gasto público) y atracción de inversiones. Es lo que dice pretender la actual administración pero aplicando un programa muy gradual y con grandes contradicciones, como la creación de gran cantidad de trabajos directivos innecesarios que generan ¨una trampa de actividad (trabajar como un fin en sí mismo sin objetivos ni resultados) con alto costo¨ en el gobierno. Uno de los innumerables ejemplos es la Dirección de Movilidad en Bicicleta creada en enero de 2017 sin actividad alguna y a cargo de personas sin experiencia en un extravagante Subsecretaría de Movilidad Urbana que seguramente cuenta con una estructura administrativa, asistentes, asesores, un jefe de gabinete para los mismos, secretaría, y jefes de departamento para cada una de las distintas formas de bicicleta, monopatines y triciclos hasta ahora conocidas. 

El camino a las elecciones

En las elecciones la economía será un factor neutral porque hasta octubre no se percibirá un mayor nivel de actividad en la mayoría de los sectores, el mercado laboral no tendrá mejoras y la inflación seguirá en el entorno de 1/% ó 2% por mes.  Habrá una la variación del PBI para los últimos cuatro trimestres que será positiva pero la población no la tomará en cuenta porque las estadísticas son para la gente información abstracta hasta que no impactan en sus ingresos.

CIFRAS: Están progresando todos los componentes de la demanda doméstica en comparación con el año anterior. El consumo privado subió 1% en el primer trimestre, el consumo público 1.5% y la inversión 3.0% pero en el caso de la inversión con una composición nada buena porque lo invertido en maquinaria y equipamiento, que es la más importante fue la que menos creció, solo 1.1% de un año al otro.  

Es saludable que haya nuevos sectores con recuperación: 10 de los 16 sectores productivos tuvieron crecimiento interanual en el primer trimestre, el campo +4.3%, transporte +3.7%, la venta de inmuebles +3% pero persiste la caída del comercio -1%, de la industria manufacturera          – 2.2% y de la minería -5.4%.

La demanda

CIFRAS: la economía creció en el segundo trimestre, de abril a junio. La mayoría de los indicadores muestran crecimiento y lo más importante es que se quebró la tendencia. 

La construcción muestra un aumento en la venta de cemento que aumentó un 7.5% anual en el primer semestre y en mayo creció otro 1% 

También crecen la producción manufacturera, la siderurgia, la demanda de importaciones, las ventas de autos, el crédito y el consumo en este caso más rezagado.

El consumo

CIFRAS: Los indicadores muestran una baja en el año comparado con 2016, pero hay indicios de mejoras.

Las ventas minoristas en los primeros cinco meses del año cayeron -3.4%, pero en mayo tuvieron una suba de 0.4% con respecto a abril, y las ventas reales en shoppings y supermercados que fueron hasta mayo 5% inferiores a las de 2016, mostraron resultados positivos en junio.

Las ventas de autos al mercado interno aumentaron 19% respecto de 2016 con un muy fuerte aumento en mayo de 8% contra abril. Hay más demanda de importaciones que aumentaron 12.4%. 

Considerando que el primer trimestre fue mejor a lo esperado, el año 2017 apunta a un crecimiento del PBI de 2.7% en promedio, lo que genera 1 punto extra de crecimiento para 2018 y hasta podría cumplirse el 3.5% a 3.0% que espera la administración.

La economía lleva cuatro trimestres de lenta recuperación pero no está creando nuevos puestos de trabajo y la tasa de desempleo sube.

Según el INDEC, la población en las ciudades es de 27, 416,000 personas y la población económicamente activa (de 18 a 65 años) es de 12, 478,000 personas es decir un 45%.

De ese 45% hay 9% (1.150.000) desocupados en el primer trimestre de este año mientras que en el cuarto trimestre de 2016 eran 7.6%.

La economía debería generar 140 mil nuevos puestos de trabajo por año (los jóvenes que llegan a 18 años menos los mayores que llegan a 65) para mantener sin variaciones la tasa de desocupación. No ocurre.

Por otra parte hubo una importante caída del empleo en el segmento de trabajadores informales, especialmente en el tercer cordón de la provincia de Buenos Aires donde predomina este tipo de empleo y que sin duda conspira contra las posibilidades electorales de la actual administración en la Pcia. De Bs.As.

INFLACIÓN:

CIFRAS: El aumento de tarifas acrecentó la inflación de febrero, marzo y abril. En mayo la tasa de inflación bajó a 1.3% y fue 1.5% en junio, tasa que debió ser menor porque junio es un mes de baja inflación.  

Con el 1.5% de junio, la inflación acumulada en el año es 12.2% y la inflación de los últimos doce meses 22.1%. El 1.5% es el doble de la necesaria (0.8%) para cumplir el objetivo de 17%. 

Con una proyección optimista puede esperarse que la inflación de 2017 sea cercana a 22%. Es posible que los aumentos en las tarifas de gas y electricidad programados para noviembre y los aumentos en las tarifas de transporte en 2017 hagan mayor la tasa.

Los esfuerzos para reducir la inflación recién comienzan, un año es muy poco tiempo. La inflación núcleo es hoy igual a la que registró en promedio durante los dos mandatos anteriores, en resumen se incumplirá con el objetivo anual en 2 a 4 %.  

Ideal sería un último trimestre de 2017 una inflación mensual de 1%, para hacer posible la meta del año 2018 equivalente a 8 -12%.

La gran mayoría de las empresas PyME proveedoras de bienes y servicios intermedios no pueden trasladar los incrementos de costos y en poco tiempo más, tal vez antes de octubre es posible una crisis visible de empleo y protestas sociales que serán explotadas electoralmente por la oposición que ya anuncia movimientos sociales. No hay que dejar de recordar que 32,2% de la población es pobre y el 6,3% se encuentra en la indigencia lo cual es un fuerte motor de justo reclamo a cualquier administración, sea ésta responsable de la génesis o no lo sea.

Los movimientos del tipo de cambio

CIFRAS: muchos analistas consideran que el dólar en argentina es algo que – cuando puede negociarse libremente – tendría un precio establecido por la oferta y la demanda casi como cualquier otro producto lo cual es muy opinable en nuestro país, tanto para el dólar como para cualquier otro producto.

La población argentina carece de una moneda estable desde hace más de medio siglo porque el peso hace tiempo que dejó de utilizarse como medida de valor y menos como forma de ahorro. El peso argentino no cumple con dos de las tres características de la moneda de un país porque en el mejor de los casos solo se usa – y no siempre – como un instrumento simple de pago.

La relación del dólar con el peso podría medirse fríamente dividiendo la base monetaria entre el total de las reservas en el Banco Central tal como se haría en un régimen de convertibilidad.

Haciendo eso observaríamos una tabla como la siguiente:

Screenshot_3

Entre 1996 y el año 2000 las reservas internacionales superaban a la base monetaria.

En el 2001 las reservas se desplomaron, la base monetaria aumentó y el Dólar que en el año 2000 cotizaba a 0,46 por un peso (un absurdo) saltó a 2,8 en 2002, con las posteriores consecuencias catastróficas.

La razón fue la pérdida total de confianza. La población y los operadores desconfiaron de la política económica y del peso,   y compraron dólares masivamente reduciendo en forma dramática las reservas internacionales que bajaron de US$ 34.000 millones en el año 1999 a US$ 10.000 millones en el año 2002 con inestables sucesivos gobiernos.

Más del 70% de las reservas fueron retiradas por la población y los operadores del sistema bancario por desconfianza. Es como si ahora la demanda de dólares fuera US$ 33.000 millones en pocas semanas.

Hubo una clara señal en 2001 cuando el indicador saltó de 0,46 a 0,78 mostrando que se avecinaba una crisis.

Como puede verse en el gráfico siguiente hoy la situación es muy diferente, porque si bien la base monetaria (sin tomar las LEBACs) es inmensa el indicador de paridad es 18.02, el dólar cotiza a $ 17.50 lo cual indica que hay un margen de confianza significativo.

Screenshot_2

Si se produjera una crisis de confianza radical, que implique que el Banco Central no pudiera renovar la deuda que tomo al emitir LEBACs. el indicador superaría hoy los AR$ 37 por dólar, pero esta deuda de corto plazo se renueva porque hay confianza del mercado en esta administración y la inflación va licuando paulatinamente ese déficit cuasi fiscal.

Si la confianza se perdiera el único recurso sería emitir moneda y ampliar la base monetaria o vender dólares como ya ha ocurrido. Esta administración es consciente de la situación y administra sus recursos conservadoramente (excepto cuando crea Ministerios o Direcciones fantasmas). No hay que tomar a la ligera el monto de las LEBACs y tampoco dramatizar el tema.

Por eso es importante observar esta variable, para dimensionar el riesgo que ha tomado esta administración porque mientras haya confianza, no habrá problemas y esta variable no será en absoluto relevante. La confianza depende en parte del resultado de las elecciones, y esa es la única razón de la importancia de las PASO. 

Las razones del ajuste de la paridad peso dólar. Su relación con los precios internos.

Si bien el indicador anterior es coincidente hay que tomar en cuenta que desde mayo el precio del dólar subió 10%.

Desde julio de 2016 había aumentado 14%, muy por debajo del 22% de los precios minoristas y 24% respecto de los salarios promedio. Esto significaría que no hay una escalada por falta de confianza sino un ajuste de precios relativos entre el dólar y la tasa de inflación.

Si el dólar aumenta por un exceso de demanda también se produciría un incremento inducido de la tasa de interés, y esa tasa se mantuvo en el 25,5 % anual lo cual es un indicio de tranquilidad en el BCRA.

Por otra parte, aun no se ha liquidado buena parte de la cosecha de soja de alrededor de US$ 1500 millones de dólares pero cuando se produzca casi con seguridad el tipo de cambio no bajará, porque hubo aumento en el tipo de cambio multilateral (que es el que resulta de operar con los países con los que comerciamos) que es similar al de enero, es decir 12 puntos por encima de diciembre de 2015.

Hubo ingresos de divisas por los préstamos externos para financiar el déficit que colocaron al tipo de cambio por debajo de su paridad real pero las como exportaciones serán menores que las importaciones y habrá pago de intereses, transferencias y dividendos al exterior habrá un déficit de la balanza de pagos, que puede llegar al 3,5%.del PBI lo cual nivela la cotización del dólar.

Además no se tomaron en los últimos 35 días nuevos préstamos externos para financiar el déficit y no hubo en consecuencia oferta de dólares en el mercado.

Entonces, el reacomodamiento de precios relativos más la falta de oferta ha empujado a la cotización hasta un nivel en que no debe preocupar realmente a menos que trate de obtener alguna clase de rédito político o que algunos mediáticos traten de instalarse usando este ajuste de precio relativo como argumento.

El error de caer en un nuevo Relato

Esta administración enfrenta un déficit que no ha generado pero ha contribuido a incrementar con su excesivo gradualismo. Como se ha mencionado antes los gastos son 75% inelásticos por ser jubilaciones, asistencia social y subsidios a la población carenciada y los ingresos crecen muy lentamente de la mano de una incipiente revitalización de la actividad,

Pero esta administración al comenzar su gestión y ante la necesidad de generar simpatía y gobernabilidad ha incurrido en un muy grave error que le afectaría negativamente si la oposición actuara en forma sensata en lugar de fanática: el Relato de la Reparación Histórica a los Jubilados.

Transcurrido un año y con los plazos vencidos no se ha cumplido con ningún ajuste otro que los casos extremos y los más pequeños que no resuelven nada.

El grueso de los jubilados que efectuó una vida de aportes genuinos no fue contactado en más de un año excepto para informar de continuas postergaciones con variados argumentos muy artificiales. Luego de transcurridos 6 meses de haber recaudado los recursos necesarios, y comprometidos del blanqueo el grueso de legítimos beneficiarios no ha recibido ni la oferta.

En este nuevo Relato quien define el monto de la deuda a ¨Reparar¨ es el deudor – el Estado – y el acreedor desconoce su acreencia y sus derechos, porque quien reglamenta, contacta y comunica es el ANSeS, ejecutor y beneficiario.

Es así que se ha generado un contexto en el cual no existe barrera de contención para los excesos del ruidoso y estéril primer Relato de ésta administración.

Por otra parte están instalados 49 regímenes de privilegio siendo el más grosero el del Poder Judicial donde los miembros superiores tienen garantizada una jubilación del 100% de su último salario, y los jueces del 82% quienes además no pagan impuesto a las ganancias, a diferencia del resto de la población. Diplomáticos y maestros (si, maestros) legisladores y todos los miembros del poder ejecutivo gozan de regímenes especiales muy superiores a los de los genuinos aportantes.

La actual administración otorgó a los empleados del Congreso de la Nación un beneficio que permitirá mejorar la jubilación en un 20% adicional, para los cual los nuevos aportes provendrán del Presupuesto Nacional. Es decir, todos los trabajadores en blanco o en negro aportarán a las jubilaciones de privilegio de unos pocos empleados del Congreso.

La conclusión es que en algunos aspectos centrales los impulsos populistas siguen vigentes por necesidad política de contraprestación.


LA INFORMACIÓN PROPORCIONADA POR DINÁMICA ECONÓMICA PARA SUS CLIENTES ES UN COMPLEMENTO A LOS SERVICIOS HABITUALES. TIENE ÚNICAMENTE PROPÓSITOS INFORMATIVOS Y NO DEBE CONSIDERARSE UN SUSTITUTO DEL JUICIO CRÍTICO DEL RECEPTOR. NO TIENE POR OBJETO PROPORCIONAR ASESORAMIENTO PROFESIONAL A NUESTROS CLIENTES, NI DEBERÍA SER UTILIZADO POR ELLOS CON EL PROPÓSITO DE EVALUAR LA MARCHA DE SUS ACTIVIDADES SINO MERAMENTE VISUALIZAR UN CONTEXTO. LOS COMENTARIOS PROSPECTIVOS SON MERAS PROYECCIONES Y DE NINGUNA MANERA CONSTITUYEN GARANTÍAS DE LA OCURRENCIA DE HECHOS O EVENTOS FUTUROS A OCURRIR. LAS PROYECCIONES ESTÁN SUJETAS A RIESGOS, INCERTIDUMBRES Y FACTORES NO CONTROLABLES, Y LOS RESULTADOS REALES PUEDAN SER TOTALMENTE DIFERENTES U OPUESTOS A LOS EXPRESADOS EN LAS PROYECCIONES. NUESTRO NEWSWEEK ESTÁ DESTINADO EXCLUSIVAMENTE A SU DESTINATARIO (CLIENTES Y NO CLIENTES INVITADOS) Y NO DEBERÍA SER REPRODUCIDO, O PUBLICADO EN SU TOTALIDAD O EN PARTE SIN PREVIA AUTORIZACIÓN DE DINÁMICA ECONÓMICA INC., QUE NO PUEDE – OBVIAMENTE – ASUMIR RESPONSABILIDADES DERIVADAS DEL USO DE ESTA INFORMACIÓN.
Anuncios